ABRAHAM KRIVOY z”l

En Memoria

krivoy_15022011Abraham tenía un penetrante sentido del humor, manifestación de su aguda inteligencia. Proveniente de una familia de recursos materiales limitados, Abraham, no obstante, se graduó de médico y se convirtió en un neurocirujano de renombre, sin par. Consultado por colegas, participó y presentó el resultado de sus investigaciones en conferencias nacionales e internacionales en su campo de experticia. Presidió la Sociedad Venezolana de Neurocirugía al igual que la Federación Latinoamericana de Sociedades de Neurocirugía.

Su hermano Saul siguió en sus pasos en la neurocirugía, mientras que su hermana mayor Berta asumió el liderazgo de la familia después del fallecimiento de sus padres. El esposo de Berta, Luis zl, había formado parte de la Junta Directiva de la Unión Israelita de Caracas como expresión de su integridad y sentimiento de lo que es justo.

¿Cómo llegó un joven proveniente de una familia oriunda de Besarabia a graduarse de médico y concretar sus talentos y extraordinarias aptitudes? Abraham es una razón adicional para valorar la democracia venezolana que se instauró después del gobierno de Pérez Jiménez. Las universidades que se crearon en diferentes partes del país, con la Universidad Central de Venezuela como bandera, efectivamente dieron la oportunidad a jóvenes para alcanzar y realizar sus sueños y ambiciones, para luego poner a la disposición de la sociedad sus aptitudes y creatividad, convertirse en los profesionales que impulsaron el desarrollo de Venezuela.

Pero no fue solo la oportunidad que la sociedad brindó. También fue el tesón, el estudio, la perseverancia, la vocación de servicio que convirtieron a Abraham en una personalidad reverenciada en el mundo de la medicina venezolana, porque contó entre sus pacientes a las personalidades de mayor renombre en Venezuela.

No se puede minimizar la importancia de los recursos naturales del país en el proceso de su desarrollo durante las últimas décadas, especialmente su riqueza petrolera. Pero individuos como Abraham dieron testimonio vivo durante su productiva vida profesional e intelectual que la riqueza mayor del país era su gente que tuvo la oportunidad de realizarse social y profesionalmente gracias a sus instituciones que permitieron alcanzar niveles que solo ofrece un entorno que es ciego ante el color de la piel del individuo, que no discrimina por el origen de la familia, que incluye un variado crisol de creencias y opiniones.

Solo una Venezuela libre podía producir individuos como Abraham y estimular su escalada y progreso en la profesión de su elección.

Pero eso no es todo. Abraham también era el hijo de una tradición religiosa y cultural que consideraba al estudio como el sumum bonum. El judaísmo enseñó el monoteísmo al mundo, pero al mismo tiempo jerarquizó las actividades y valoró en primer lugar al estudio y a la investigación, libre de todo prejuicio, donde se impone el argumento que mejor sustenta una posición.

Abraham fue mi amigo de décadas y mantuvimos encuentros y conversaciones en numerosas ocasiones. Incluso, en una ocasión lo invité a ocupar mi púlpito en la sinagoga en la celebración religiosa del viernes para dar la bienvenida al día sagrado Shabat. Abraham practicaba la fe a través de sus labores humanitarias, a través del estudio, a través de su compromiso ineludible con su noble profesión.

Abraham era un iconoclasta, cuestionaba todo, pero al mismo tiempo era tradicionalista y mantenía una familia ejemplar con Raquel y sus hijos Mauricio, Jaime y Francis. Mauricio y Jaime también son neurocirujanos de renombre y Francis, además de su importante cargo universitario ha participado como psicóloga en varios trabajos comunitarios. Deja un vacío enorme en el mundo universitario, en el seno de su familia y numerosas amistades. Me honra haberlo conocido y gozado de su afable compañía, nutrido de sus conocimientos.

Nishmató tehé tserurá bitsror hajayim, paz a sus restos que se integran a la vida eterna.

Please note: I reserve the right to delete comments that are offensive or off-topic.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *